0 Flares 0 Flares ×

Actualmente vivimos una fiebre de Running. Casi a cualquier hora vemos gente corriendo y en zonas habilitadas para ello, confluyen cientos de personas disfrutando de un deporte, que va mucho más allá de los beneficios de salud que a priori todos conocemos. Además cada fin de semana en alguna localidad cercana a tu lugar de residencia, tienes la posibilidad de participar en alguna carrera popular que te permite respirar un ambiente realmente apasionante, saludable y motivante, ayudando así a que la fiebre se propague.

Sunset Runner

Pero, ¿cuales son las razones que hacen de este deporte una práctica habitual para tantísima gente?

El cuerpo humano como cualquier máquina necesita ser utilizado para aprovechar sus capacidades y no atrofiarse. El Running contribuye muy eficazmente a tener una máquina bien engrasada y a desarrollar cada  una de las tareas para las que fue creada dicha máquina.

Sus beneficios no son sólo físicos sino tan bien mentales, aunque estos últimos son habitualmente obviados:

  1. Fortalece tu corazón y sistema circulatorio.  El corazón de una persona sedentaria late en torno a 36.000 veces más durante un día que el de una persona que hace ejercicio. Correr ayuda a disminuir la presión sanguínea al mantener la elasticidad de las arterias. Por tanto el corredor, a diferencia de lo que a veces se dice, disminuye sus probabilidades de sufrir un ataque al corazón.
  2. Aumenta la capacidad pulmonar. En reposo, utilizamos solamente un 40-50% de nuestra capacidad pulmonar. Sin embargo, al correr aumentamos la demanda de oxígeno. Cuanto más corremos más tejido pulmonar utilizamos, por lo que preparamos nuestros pulmones para ser más eficientes.  Esto es muy interesante para fumadores que quieren dejar de fumar ya que regeneran más rápidamente sus pulmones.
  3. Mejora la densidad ósea y evita la osteoporosis. Se han realizado estudios que demuestran que los corredores aumentan su densidad ósea, principalmente en el fémur.
  4. Fortalece el sistema inmunológico. El acto de correr incrementa los glóbulos blancos y los músculos requieren de mayor glucosa, bajando así los niveles de azúcar en sangre. Esto permite combatir mejor inicios de enfermedades más serias como el cáncer o la diabetes. También aumenta el HDL comúnmente llamado colesterol bueno, ayudando a sacar la grasa del corazón para llevarla al hígado para ser procesada.
  5. Ayuda a perder peso. Una persona que sale a correr de forma asidua permite restar en su balance calórico diario, una cantidad importante de calorías, con la consiguiente reducción de peso. Esto es de vital importancia, no ya por aspecto estético sino por los problemas que derivan del sobrepeso (rodillas, espalda, circulación, etc.).
  6. Aporta energía suplementaria.  Cuando uno empieza el día con una carrera, el cuerpo no sólo funciona más eficientemente durante ese rato, sino que a lo largo de todo el día y estando en reposo, también lo hace. El cuerpo se regula para realizar lo mismo con la mitad de energía. Las consecuencias son que al final del día, el corredor se encuentra con más reservas de energía que cuando no ha corrido.
  7. Mejora el estado de ánimo. Es curioso escuchar como la mayoría de los corredores se sienten realmente enganchados a esta práctica. La razón principal es que corriendo se liberan betaendorfinas, que mejoran nuestro estado de ánimo. Hay estudios que corroboran que los niveles de ansiedad, tensión, irritabilidad y hostilidad disminuyen habitualmente en los corredores. Además el cerebro libera serotonina y dopamina, sustancias químicas que ayudan a que estemos de buen humor y positivos. Por tanto, puede servir como eficaz tratamiento para la depresión y como tranquilizante natural.
  8. Permite reflexionar. Cada día, al salir a correr, aprovecho para reflexionar sobre mis asuntos, relativizar mis problemas y ver las cosas con perspectiva. Correr te ayuda a realizar introspección, ya que el ritmo de la vorágine diaria, cada vez nos impide más parar un rato a reflexionar.
  9. Aumenta la autoestima. Si te planteas una meta (salir 5 días a la semana, correr una carrera popular, un maratón o cualquier otro objetivo), te ayudará a desarrollar una disciplina y un compromiso contigo mismo, que acaba generando sinergias con otras actividades diarias. Aumenta considerablemente tu autoestima y tu fuerza de voluntad se ve claramente reforzada, valga la redundancia.
  10. Te libera. Es algo difícil, pero si tengo que explicar lo que siento mientras corro, es básicamente libertad. Un rato para disfrutar del sonido de los pájaros, del olor del campo, del sonido de mi cuerpo, respirar aire puro y  escuchar mi voz interior contarme todo lo que necesita explicar.

Resumiendo, integrar en tu vida el Running puede ser el mejor plan de pensiones. Nos brindará salud, felicidad, diversión y nos ayudará a acometer metas y realizar sueños más allá del propio Running.

¿Qué te aporta a tí el Running?

 

También te puede interesar

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Google+ 0 0 Flares ×