0 Flares 0 Flares ×

“Si la formación te parece cara, prueba con la ignorancia”. – Benjamin Franklin

Bookshelf Spectrum 1.0: mission accomplished

Seguramente alguna vez, has leído un libro de crecimiento personal, que te atrapó durante días. Además, a medida que leías, te las prometías muy feliz frente a eso que tanto llevabas queriendo cambiar. Sin embargo, resultó que las cosas siguieron igual que antes de leerlo.  Además esto te produjo una enorme frustración debido a las altas expectativas que generaste durante la lectura y el poco o nulo provecho que sacaste de todo lo leído.

Esta situación es tan común como poco agradable. El conocimiento está muy bien. Podemos leer y adquirir mucho, pero realmente el conocimiento sin la acción que te permita experimentar un aprendizaje de dicho conocimiento, es muy poco útil.

No es lo que sabes, sino lo que haces con lo que sabes lo que marca la diferencia.

Por esta razón aprovecho para explicar 6 pautas que me ayudan a sacarle un mayor rendimiento a mis lecturas:

  1. Define el tema de lectura. Define tus prioridades actuales. Si buscas darle un nuevo giro a tus finanzas personales, no mezcles esta lectura con otras de otra índole. Se trata de centrar esfuerzos no de dividirlos. Debes entender que no sólo vas a leer sino que vas a “estudiar “el libro.
  2. Subrayar lo importante. Los libros se ajustan muy bien a la ley de Pareto que explique hace un tiempo. Esto quiere decir que el 20% de un libro contiene el 80% del contenido relevante.  Si subrayamos lo importante, nos permitirá luego releerlo en muchísimo menos tiempo.  Además es muy interesante tomar notas en los márgenes, así como usar símbolos. Un libro de 500 páginas puede ser luego mucho más fácil de repasar, si se ha subrayado y anotado convenientemente. Los libros de desarrollo personal son libros de consulta que puedes releer multitud de veces.
  3. Leer de forma gradual. Existen muchos libros que desde el principio, te sugieren la forma idónea para trabajar éste. La más común de todas es la de afianzar un paso antes de dar el siguiente.  A veces puede ser interesante leerlo todo corrido para luego ir trabajándolo capítulo a capítulo.
  4.  Realizar un resumen. Para esto tenemos multitud de posibilidades. Desde el resumen capítulo a capítulo, como realizar un mapa mental de todo el libro o pasar a limpio todo lo subrayado y anotado.
  5. Experimentar las enseñanzas. Esto es lo más importante de todo. Si no se ponen en práctica las habilidades aprendidas, difícilmente podremos hacer alguna diferencia. Resulta interesante ir tomando notas durante el proceso y registrar nuestra evolución. Esto te permitirá incluso mejorar lo propuesto en la lectura.
  6. Enseñar lo aprendido. De todas las pautas, es la más complicada, pero también la más productiva. De todas las formas de aprendizaje, no hay ninguna que retenga más información que cuando intentamos enseñarlo.

Espero que esto te ayude para que tus lecturas no sólo sean muy interesantes sino también muy provechosas.

¿Me propones pautas para mejorar el estudio de mis lecturas?

También te puede interesar:

photo by: p!o
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- Google+ 0 0 Flares ×